Coca-Cola Music Experience Festival: Crónica del sábado 14



El segundo día del Coca-Cola Music Experience estaba por empezar y con él llegaba una ola de grandes artistas dispuestos a superar toda la energía derrochada en el día anterior. Esa noche poseía el título de cabeza de cartel alguien muy conocido para Liam Payne, quien había tocado el primer día de festival. Este sería su compañero de equipo, otro ex One Direction: Louis Tomlinson, quien se encargaría la noche del sábado de trasladarnos de nuevo a esos buenos tiempos de la banda. Pero la cosa no acabaría ahí, y es que el 14 de septiembre de 2019 sería un día muy especial porque los cuatro artistas que habían colaborado con la marca anfitriona del evento, Morat, Natalia Lacunza, Lola Indigo y Lalo Ebratt se subirían juntos al escenario para cantar esa Sensación de vivir, tema renovado de la marca y rescatado para servir de himno del festival.




Texto e imágenes: Paula Bustamante

Con las pilas recargadas después de tanto salto llegamos al recinto de Valdebebas a las tres de la tarde para, ahora sí, disfrutar de todos y cada uno de los artistas de esa tarde. Los primeros en tener este honor fueron la banda onubense MayBe y tras ellos los valencianos Bombai, quienes, a pesar de la lluvia, se encargaron de traernos la fiesta a Madrid con temas como Vuela y Solo si es contigo. Pasando de la fiesta a la música más urbana llegaría el argentino Ciccio de la mano de canciones como Barrio la Alegría.

Los siguientes artistas ganaron notoriedad a principios de verano gracias a su colaboración con la renombrada Lola Indigo aunque a algunos ya les sonaba el nombre de antes. El grupo de Pimp Flaco y Solo Astra, más conocido como Cupido, se subió al escenario al ritmo de Milhouse, momento en el que él publico se dividió entre aquellos que lo dieron todo saltando y gritando con la música de la banda y aquellos que miraban raro a los primeros. Siguiendo con el repertorio de su álbum debut Préstame un Sentimiento llegó Continúa para después pasar a esa conocida Autoestima, momento en el que cuando todo el mundo pensaba que la canción estaba por terminar, Lola Indigo aterrizó en el escenario con un “mi papá y mi mamá me hicieron la cara demasiado bien”, versos del estribillo de la canción y que (esta vez sí) todo el público comenzó a corear con los dos artistas. 
Pero el punto final del show era para su gran No Sabes Mentir, donde hubo un subidón general, fomentado sobre todo también por la anterior canción. A pesar del uso del auto tune del cantante, las letras de este grupo están bastante bien y la música que ofrecen es muy característica y posee un rollo distinto a lo habitual en el panorama musical español. Todo hay que decir que en cuanto subieron al escenario la lluvia cesó, y no fue hasta que acabaron el concierto que esta volvió a caer de nuevo. Ahí lo dejo.


Y es que la lluvia sería un gran estorbo esa tarde de sábado, sobre todo para el siguiente grupo: Lérica, que tuvieron que meterse dentro del escenario para que el agua no arruinase los instrumentos que llevaban para dar su concierto y así poder cantar temas como Un traguito o Solterita de Oro. Pero llegó el turno de una de las revelaciones de estos últimos años y que iniciaba la segunda tanda de triunfitos del festival: Alfred García, perteneciente a la edición de Operación Triunfo 2017 y que nos representó junto a la tan especial Amaia Romero en el festival de Eurovisión de 2018 en Lisboa con su tema conjunto Tu canción
Inició su concierto con el íntimo Wonder de la mano de su guitarra para después pasar a sentarse en su característico piano humeante con aspecto marciano y así tocar su gran single De la Tierra hasta Marte. Destacamos ese épico momento final de la canción en el que el catalán se sube encima de su piano y realiza ese característico gesto de la Academia que le vio triunfar, quizás con referencia o no a esos días donde escribió muchas de las canciones que compone su disco debut 1016. Un ejemplo de estas canciones escritas durante el programa fue Londres, la siguiente en sonar, y que así lo recordó él con mucho cariño. Tras tanto momento emotivo y con todo el mundo enamorado de las letras de sus canciones era el momento de su más característica canción: Que Nos Sigan Las Luces, que hizo que a todo el público le diera un subidón y se pusieran a saltar y cantar a voz en grito. Sin embargo, el fin estaba por llegar y lo hizo con Let me go, canción que comparte con Santi Balmes, vocalista del grupo Love of Lesbian. No pudo hacer un final mejor y es que la canción es pura alma festivalera, tanto que a todos nos dejo con muchas ganas de más Alfred y de escuchar todas y cada una de esas increíbles 16 canciones que forman parte de su álbum, y es que solo cinco canciones no hacen justicia a todo lo que puede dar este chico.

La tanda de triunfitos continuó después de la intervención de Ruggero Pasquarelli, conocido entre el público infantil y adolescente por sus apariciones en algunas series de Disney Channel. 
Como no podía ser de otra manera, el sol salió con el canario Agoney que comenzó su show con su característica versión de Eloise de Tino Casal y que tanta fama le dio en el concurso de TVE. Canción tras canción fue dejando claro a todos los allí presentes las capacidades vocales que posee y es que es increíble escuchar en directo canciones como Believer de Imagine Dragons a través de su vozarrón. 
La vez de Quizás, su primer single, demostró lo diva que es este señor, el temazo que es la canción y el show que es capaz de montar en un segundo. Más reconocimiento para él por favor. El canario anunció la siguiente canción como una de las que más le ha marcado: Purple Rain de Prince, canción que le permitió entrar en el programa donde todos le pudimos conocer y que, también, más le representa, pues su color característico es el morado, por ello sus fans le llevaron al cantante un conjunto de globos de ese color. Aunque si ahora hay un color que le caracteriza es el negro, en honor a su nuevo sencillo Black, estrenado recientemente. La canción era estrenada por primera vez en directo y para ello se trajo a un coro como acompañamiento. Con las manos manchadas de negro, nos dejó a todos impresionados y aplaudiéndole como se merece.

La falta de tiempo era evidente debido a que los conciertos habían empezado un poco más tarde de lo anunciado a la espera de que la lluvia que tanto amenazaba con arruinar el CCME parase. Por ello ocurrió que la transición entre Agoney y la siguiente cantante, Ana Mena, fuese mucho más que desastrosa sin dar apenas tiempo a digerir esa genialidad que es Black, puesto que el canario no había terminado de dar las gracias al público cuando ya estaba sonando la primera canción de Mena con ella y todos los bailarines encima del escenario. Sin embargo (y a pesar de la fuerte lluvia que importunó durante todo su show), la malagueña lo dio todo con sus temas reggaetoneros como Mentira, Pa dentro o Ya es hora.

Y si los globos morados no habían sido suficientes llegaron los amarillos, pues quien se subía al escenario era otro compañero de la Academia de OT. Aclamado por sus “wolfies” y ya sin rastro de la lluvia, Raoul comenzó su concierto con el single que tanto llevábamos esperando y que, por cierto, había presentado en la edición del año pasado del Coca-Cola Music Experience. Estaré ahí no dejó a nadie indiferente demostrando una vez más todo el potencial que tiene el catalán. Tampoco dejó de hacerlo cuando cantó Let me love you o Back to Black de la gran Amy Winehouse. Tuvo tiempo también de cantarnos con mucho cariño Tus Monstruos, tema que tiene en colaboración con su gran amiga Belén Aguilera, más conocida como “The Girl and the Piano” en las redes sociales.

Por si fuera poco el abanico de cantantes que hoy se congregaban en el recinto de Valdebebas, llegó el turno de saltar el charco con la mexicana Danna Paola, una chica de la más alta élite. Arrolladora, demostró que su soltura en los escenarios no le tiene nada que envidiar a la que tiene delante de las cámaras con canciones de su último trabajo SIE7E, tales como Oye Pablo, Valientes, Dos extraños o la exitosa Mala Fama

Y de mexicana a mexicana llega Sofía Reyes y su latineo internacional para cantarnos R.I.P, Muévelo y 1 2 3. Pero el momento más especial de su intervención fue cuando sonó Lo siento, canción de Beret con el que recientemente a sacado la versión a dúo. Durante los minutos que sonó, todos aquellos presentes en el recinto de Valdebebas se unieron en una sola voz para cantarlo y se pudo escuchar en todos en cada uno de los rincones del lugar.

Y si tras 5 horas de conciertos no habíamos tenido fiesta suficiente, aterrizó encima del escenario con su atuendo de camisa de cebra y pantalones de lentejuelas Luc Loren, ex de The Tripletz y DJ que nos pinchó temazo tras temazo desde Con Calma de Daddy Yankee, pasando por Can’t Hold Us de Macklemore y Ryan Lewis hasta la famosa canción infantil Baby Shark. Todo ello sin perder su esencia de diva.

Pero todavía quedaba mucho más con la llegada de la noche y es que quien sería el encargado de inaugurarla sería ni más ni menos que el cabeza de cartel del día: Louis Tomlinson. El ex One Direction decidió seguir la línea que su “hermano” había hecho la noche anterior y comenzó su concierto recuperando un tema de la banda, Steal my girl, que por supuesto todo el público empezó a cantar con él. Tras este acertado comienzo, comenzó a cantar sus temas como solista, entre los que estaba el emotivo Two of Us. Durante la mayor parte de las canciones, por no decir todas, ya fueran baladas o un poco más movidas, el británico no se separó ni un momento de su pie de micro, como si una fuerza sobrenatural le atara a él. Con los videos de las pantallas con efectos que recordaban a algo vintage, el cabeza de cartel no decepcionó a sus fans en ningún momento, sobre todo cuando volvió a sonar otro tema de One Direction, que en este caso sería Little Black Dress. El final sería para Kill my mind, el último tema sacado por el cantante y que apenas tiene unas semanas de vida, pero eso no impidió a todo el público disfrutar de ella y darlo todo.

Los cuatro últimos artistas estaban ya por salir a escena, y estos serían los participantes en la canción Sensación de Vivir, el himno de Coca-Cola y del festival. La primera de ellos sería la triunfita Natalia Lacunza, tercera clasificada del programa en su edición de 2018. Su concierto abarcaría las siete canciones de su EP debut Otras Alas, y sería precisamente la canción que da nombre al álbum la que arrancaría con una versión más acústica y acompañada en directo de Marem Ladson, con quien comparte dicha canción la navarra. Tras esto llegaron Olivia y después Gata Negra con una Natalia cantando y bailando sentada en una silla giratoria. El momento emotivo para la cantante fue cuando estrenó en directo No Te Veo, se veía a Lacunza emocionada por ello y quizás un tanto nerviosa por todo lo que suponía cantar esa canción por primera vez delante de tanta gente. Sin embargo, la cosa no quedó ahí pues era el turno de su primer sencillo: Nana Triste, que por supuesto cantó acompañada de Guitarricadelafuente su tándem en esta canción. Y finalmente, con la intro de Nada, la última canción del concierto de la navarra sería Tarántula con su baile que más bien parece de actuación de fin de curso del colegio. Aunque eso sí, esta chica si algo hace bien es escribir, y es que las letras de sus canciones son algo más que impresionantes.
Ahora viene el momento de tirón de orejas, pero no para la triunfita, sino para la organización. Durante toda la actuación a través de las pantallas a cada lado del escenario solo se podía ver un plano, con tembleques de cámara, desenfoques, un ángulo de vista, planos a la nada, etc. etc. etc.... Cosa que hizo que no se pudiera disfrutar la actuación de la navarra desde los lugares alejados del escenario pues a penas se veía al cuerpo de baile e incluso los propios movimientos de Natalia resultando incluso monótono. Tras el festival descubrimos que los conciertos de la noche del sábado habían estado siendo retransmitidos por una cadena de televisión y por los videos que hemos visto de ello, se podía ver mejor y con más calidad en cuanto a realización desde el salón de casa que desde el propio recinto, pues ahí sí que utilizaron más de una cámara para la retransmisión. Cosa que no me parece justa para todos los que se gastaron dinero en estar en los conciertos.


Esto no ocurriría solo con Natalia Lacunza, la actuación de la siguiente triunfita de la edición de 2017 también sufriría estas pésimas realizaciones. Sin embargo, Lola Indigo no dejaría a nadie indiferente con todo el show que en apenas unos segundos es capaz de montar esta pedazo de bailarina. Con un vestuario muy acorde, chaqueta incluida, con la estética de Lola Bunny, su última canción, Mimi y sus cuatro bailarinas (Mónica Peña, Saydi Lubanzadio, Laura Ruiz y Claudia Riera) nos dejaron a todos con la boca abierta con un potente Mujer Bruja, demostrando, una vez más, que no son divas, sino diosas. La siguiente en sonar fue Maldición, que cantó sentada en un trono como la reina que es. Además, salió al escenario Lalo Ebratt, con quien comparte canción y que más tarde nos mostraría sus propias canciones. Tras esto llegó el medley de Inocente con Me Quedo, canción que canta con su compañera de concurso, Aitana. Como dice la siguiente canción El Humo: “Que la luna domina de la noche asesina” y es que aunque la lluvia hacia varias horas que se había ido, la luna llena salió durante todo el concierto de la granadina lista para el Akelarre
La siguiente en sonar sería Fuerte, tema que ha sido el himno este año de otro de los concursos que la ha visto crecer: Fama. Tras esto llegarían Subliminal y el aclamado Lola Bunny, momento en el que esperábamos todos que saliera su compañero Don Patricio, pero no pudo ser, la colaboración de ellos en directo solo pudimos disfrutarla aquellos que fuimos el día anterior al concierto del canario. Y si el subidón de la canción del verano no era suficiente, Ya no quiero ná estaba dispuesta a darlo todo, y vaya que si lo hizo. Una oleada de bailarines salieron al escenario al ritmo de la canción y es que no había un alma en ese recinto que no estuviera cantando y bailando el primer single de la triunfita y que tantos éxitos le ha dado. Si algo tiene de especial Lola Indigo es esa perfecta fusión entre música y baile que solo ella sabe hacer, se nota todo el trabajo que lleva detrás de todo ese increíble espectáculo que, de verdad, merece la pena ver una, dos, tres o infinitas veces en la vida. De momento yo voy por la segunda y prometo volver a verla.

Tras la fantasía de Lola Indigo llegaron los colombianos Lalo Ebratt y su grupo Trapical Minds formado junto a Yera y Skinny Happy con sus canciones Déjate Querer, Indeciso, La Plata y Mocca. Pero no lo hicieron solos, las buenas realizaciones de cámara llegaron una hora tarde. Parece que la tomaron con Natalia y Mimi...
Pero el fin del día del sábado y por tanto del festival Coca-Cola Music Experience sería para los también colombianos Morat, que desde el 2015 se han ido ganando su pequeño gran hueco dentro de la música. 
Con temazos como Maldita Costumbre, Amor con Hielo y Cuando Nadie Ve su show empezó con mucha fuerza, y es que de principio a fin nadie en el público dejó de saltar, cantar e incluso gritar sus canciones. A estos les siguieron Acuérdate de mí, el tema de la película de Gru 3 Mi Villano Favorito, Yo contigo, Tu conmigo; y su reciente colaboración con la ya mencionada triunfita Aitana: Presiento. Para la siguiente canción, No se va, hicieron una presentación bastante bonita y particular: empezaron tocando uno a uno los instrumentos que componen la melodía del tema, contando así la historia de cómo la crearon. Las últimas dos canciones y que cerraron el festival de una forma espectacular e inolvidable fueron (y es que no podían ser otras) su más que conocido Como te atreves y Besos en Guerra

Dicho esto, como destacados del día y que desde luego recomendamos ver en directo son los tres triunfitos y compañeros de edición Alfred García, Agoney y por su puesto Lola Indigo, además de la experiencia de adrenalina vivida con Morat. La verdad es que esta transformación en festival del CCME ha sido más que exitosa, aunque no se podía esperar menos de los pedazo de artistas que completaban el cartel. Esperamos con ansias a ver con qué nos sorprende Tony Aguilar el año que viene y si serán capaces de superar todo lo que han conseguido hacernos sentir este 2019.  


GALERÍA DE FOTOS