Otoño caliente en Escenario Santander

Ilegales, La M.O.D.A, Carolina Durante, Will Johnson y Amaia visitarán la capital cántabra en los próximos meses.


ILEGALES (15 de octubre)

En febrero de 2022 se publica "La lucha por la vida", un nuevo disco de estudio de Ilegales, que coincide con el 40º Aniversario de uno de los grupos más emblemáticos del rock cantado en castellano.
La gira de presentación será tan especial como el propio disco, pues ofrecerá una puesta en escena espectacular para rememorar los clásicos más sonados de su extenso repertorio, junto a las nuevas canciones. Los temas clásicos, convertidos casi en himnos por fans de ambos lados del océano, reflejan la personalidad arrolladora de Jorge Ilegal y su música, ante las que nadie queda indiferente. Este legado está inmortalizado en una docena de álbumes de estudio, tres arrolladores discos en directo, e innumerables recopilatorios, que han servido para que el grupo reciba un disco de diamante honorífico por toda su carrera, la cual ha sido reflejada en el exitoso documental "Mi vida entre las hormigas".
El directo de Ilegales es considerado, desde que apareciera el grupo en 1982, como uno de los más espectaculares de España. Los músicos encadenan con energía y perfección un repertorio en que cada tema es memorable, lo que ha hecho que Ilegales sean una de las bandas más taquilleras de nuestra escena; de ahí que en muchos de sus conciertos se agoten las entradas muchos días antes de cada actuación.
En marzo de 2022 arranca la gira de presentación de "La lucha por la vida" y la fuerza ilegal sigue intacta, con su espíritu inconformista y rebelde a punto para cautivar, una vez más, a quien se acerque a alguno de los conciertos, pues no en vano Ilegales son uno de los fenómenos musicales más vigentes, desde el momento de su aparición hasta el presente.
 
 

 

AMAIA (23 de octubre)

Después de dos años desde la publicación de su primer álbum debut, asistimos en primera fila a un paso más del crecimiento de Amaia con “Cuando no sé quien soy”
Una carrera discográfica que comenzó compartiendo el miedo que le dábamos observando cada uno de sus pasos “a través del cristal” y ahora, unos años y una pandemia después, comenta la dualidad de la edad en la que se encuentra: “Ya no soy pequeña, tampoco soy mayor. Quiero ser lo que se espera de mí y seguir siendo yo a la vez”. Que esto es en realidad la preocupación de cualquier adulto estándar.
El disco se compone de diez temas: “Bienvenidos al show”, “Dilo sin hablar”, “La vida imposible”, “Yo invito”, “La canción que no quiero cantarte” (ft. Aitana), “Pesimista”, “Quiero, pero no” (ft. Rojuu), “La persona”, “Santos que yo te pinte” y “Yamaguchi”.
Es difícil definir el estilo musical de Amaia a no ser que “lo que le sale del papo” sea un estilo musical, en ese caso está claro. Amaia no hace lo que se espera de ella. Amaia hace y si ya te lo esperabas, pues eso que te llevas. Aunque a la vez teme no ser lo que esperas, porque es contradictoria y vulnerable como cualquier ser humano.
 

 

La M.O.D.A. (4 y 5 de noviembre)

LA M.O.D.A
presentará en Santander "Nuevo Cancionero Burgalés", un disco inspirado en el repertorio popular de nuestra tierra. La idea surge tras descubrir dos libros del siglo pasado, escritos por Federico Olmeda (1903) y Antonio José (1932), que recopilan canciones populares burgalesa.
LA M.O.D.A. (acrónimo de La Maravillosa Orquesta del Alcohol) surge en Burgos hace una década. El colectivo está formado por siete componentes y combina instrumentos como acordeón, saxo, banjo, mandolina o clarinete con influencias variadas. La trayectoria de la banda siempre ha estado marcada por los conciertos, gracias a los cuales han creado una base de fieles seguidores. El grupo ha recorrido el circuito de salas y festivales del país, además de tocar en México, Colombia, Francia, Italia, Países Bajos, Irlanda, Reino Unido y Estados Unidos, dando un total de 497 actuaciones desde 2011.
En el apartado discográfico, LA M.O.D.A. ha editado cuatro LP's, un puñado de EP's (incluido el que grabaron con Steve Albini en 2018) y un par de discos en directo. Durante el último año, el septeto ha estado inmerso en la gira de presentación de Ninguna Ola, una etapa complicada para todos debido a la pandemia y sus circunstancias y restricciones. Ahora, LA M.O.D.A. vuelve con nuevo disco, "Nuevo Cancionero Burgalés", producido por Gorka Urbizu (Berri Txarrak)
 

 

WILL JOHNSON (5 de noviembre)

El concierto forma parte de una serie de actuaciones especiales en formato íntimo y con aforo muy reducido que tienen lugar en el Moon Estudio de Escenario Santander, ofreciendo un directo que cuenta con la cercanía del artista y con la calidad de audio que solo un estudio es capaz de ofrecer. Además, parte de esta serie de conciertos será grabada para ofrecerla posteriormente a través de Escenario Santander tv.
En solitario, el líder de los texanos Centro-matic y South San Gabriel ofrece folk-rock de fuerte carga sensitiva, que se agarra al esqueleto de las canciones de sus dos bandas y también al de sus propios discos.
Este formato explota con mayor profundidad si cabe el poder catártico de su voz, esa espiritualidad de gospel blanco desvalido. Así conquistó a la crítica en su primer tour por España en 2005. Además de músico, Will Johnson es pintor y dibujante. Por eso pinta y dibuja como hace música y viceversa.
Sus canciones se asemejan a un lienzo cubierto de pinceladas de emociones y colores primarios, que luego el texano va salpicando, repasando con pluma, manchando con brochazos, encerrándolos en un círculo  sonoro ahora más sutil, luego más audaz. Nos canta un desfile de sílabas envueltas en sombras que dan forma a melodías fantasmales.
 
 


CAROLINA DURANTE (26 de noviembre)

Hay intangibles que van más allá del número de carteles que has encabezado, la cantidad de discos vendidos o la suma de seguidores en redes sociales, datos objetivos todos ellos que, dicho sea de paso, confirman la relevancia de Carolina Durante como el grupo más importante de su generación.
Pero hablábamos de intangibles, de esas cuestiones que en tiempos de tiranía del data convierten a un artista o una banda en un fenómeno cuya importancia va más allá de la suma de sus números. Hablábamos de Carolina Durante.
A Carolina Durante les ha tocado nadar a contracorriente desde que un día, al salir de un bolo de Belako y Perro, decidieron montar una banda. Y lo hicieron: se dividieron los roles del grupo y al día siguiente se fueron a comprar comprar los instrumentos, guitarra, bajo, batería… Todo eso en un contexto en que el urbano y lo latino comenzaba a adueñarse de las listas de éxitos y a convertirse en una banda sonora global de la que no se puede huir desde el momento en que pones el pie en la calle…
Puede que esa decisión a la hora de afrontar su propio destino como banda y, al mismo tiempo, la capacidad del grupo para mantener intacta la ilusión del primer día son los factores diferenciales que han hecho de Carolina la banda más importante de su generación y responsables en buena medida de un resurgimiento del rock y el pop de guitarras.
 

Carolina Durante, un supergrupo, el único del mundo que no está formado por ilustres componentes de otras formaciones relevantes. La banda no se entendería sin la carismática voz de Diego, sin su capacidad para tocar la fibra con unas letras a medido camino de la desazón existencial y la humorada. Pero, desde luego, el grupo tampoco existiría como tal sin el espíritu punk-pop de Mario a la guitarra, la contundente sobriedad de Martín al bajo o el talentazo y la excentricidad de Juan aporreando los parches. Todos y cada uno de los cuatro elementos que conforman el grupo resultan tan esenciales a la hora de conformar el sonido de Carolina Durante como su singular personalidad.
Con estos mimbres y puntuales ayudas externas (las colaboraciones con Amaia, Jota Planetas o Santiago Motorizado) la banda ha ido desarrollando una carrera que se mueve entre el éxito masivo y el culto que les profesa su encendido grupo de fans. Son los intangibles de los que hablábamos al principio de estas líneas, como también lo es la idea de que lo mejor está todavía por llegar…