MUSE en el MAD COOL 2022: Crónica y extensa galería de fotos

Los británicos MUSE fueron el plato fuerte la jornada del viernes del MAD COOL 2022.  


Ver a MUSE es una experiencia para todos los sentidos. Nosotros hemos tenido la suerte de verlos en siete ocasiones ya y ninguna de ellas nos ha defraudado, aunque hay que reconocer que el marco de un Festival no es el ideal para disfrutar del trío británico en toda su inmensidad.  
Aún teníamos marcado a fuego su última aparición el 26 de julio de hace tres años, que han parecido tres lustros, en el Wanda Metropolitano, cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de su "Will Of The People", último sencillo de su inminente nuevo trabajo. Bajo un descomunal montaje pirotécnico que recreaba con fuego las iniciales de este trabajo (W. O. T. P.), aparecieron ataviados con brillantes máscaras que durarían puestas los primeros minutos del show. 
 
 
Se presagiaba un bolazo y así fue. Fuera máscaras y arriba las columnas de fuego. Matt hizo su sesión de cardio acostumbrada a lo largo de la pasarela que le aproximaba a la campa del Mad Cool abarrotada como no podía ser de otra forma, sacó un mini secuenciador de su brazo con el que acompañó alguno de sus temas y del fondo del escenario surgió una inmensa máscara metálica que arroparía a los chicos durante el resto de la velada.
El setlist, ajustado al tiempo del que se dispone en un festival, no pudo ser más compensado. 
 
Prácticamente tocaron algún tema de toda su discografía y presentaron hasta cuatro nuevos, el mencionado "Will Of The People", los ya conocidos "Won´t Stand Down" y "Compliance" y uno inédito, "Kill Or The Killed"
Pero lo que la masa reclamaba eran los clásicos, y hubo de todas sus etapas... Por el escenario principal sonaron hasta cuatro temas de su rotundo (y para nosotros mejor trabajo) "Absolution": "Interlude", "Hysteria", con guiños a AC/DC, "Stockholm Syndrome", esta vez con guiños a Rage Against The Machine, y "Time is Running Out"
 
Pero no acabaría ahí la lista. A ello se sumarían otros clásicos de sus shows en directo como "Starlight", "Supermasive Black Hole", "Plug In Baby" o los más recientes en el tiempo "Uprising", "Madness" o "Psycho"
No faltó un tema propio de su líder Matt Ballamy, "Behold, The Glove", ni el rescate a otros cortes más inesperados como el "The Gallery", incluído en su álbum "Hullabaloo Soundtrack", o "Nishe", un tema instrumental que aparecía como cara B del sencillo "Unintended".
Es precisamente en este tipo de temas cuando baja el nivel de éxtasis en los conciertos de Muse, y es que, con toda la amplia discografía que poseen, y el tiempo limitado del que disponen no es muy comprensible incluir estas `aventuras´ musicales dejando de lado, por ejemplo, clasicazos incontestables como "Apocalypse Please", "Butterflies & Hurricanes", "Map Of The Problematique", "Panic Station", "Muscle Musseum", "New Born" o "Resistance", por citar sólo algunos.  
 
Como cabía esperar, "Knights Of Cydonia" remató la noche a golpe de épica y armónica y nos dejó a los miles de afortunados que tuvimos la suerte de estar ese día con ellos un deseo común: poder volver a verlos de nuevo en un show completo de la banda sin límites horarios y con toda la parafernalia cuasi-circense, cuasi-extraterrestre a la que nos tienen (mal) acostumbrados. 
Sin duda, volveremos a verlos. 
Las veces que hagan falta.

GALERÍA DE FOTOS

Fotografías: Paula Bustamante