EMERGENTES DE PRIMERA FILA: GRUNGE SOCIETY

Se une a la familia de #emergentesdeprimerafila una banda que va a dar mucho que hablar a partir de ahora... Grunge Society.

 

Grunge Society no es una banda al corriente, sino la visión de Fernando Cepeda, un artista venezolano afincado en Barcelona, con la que da salida a canciones de Rock Alternativo colaborando con distintos artistas de la escena local con el objetivo de renovar esos estilos con los que creció toda una generación, añadirles un toque más actual, y cultivar un sentimiento de comunidad alrededor de su proyecto.
La idea tuvo sus inicios en 2018 en Venecia donde se grabó su primer EP homónimo en Velvet Studio, producido por Lucca Castellaro, con la participación de Beniamino Fenzi (Guitarra) y Giuliano Rinaldo (Batería). 
Más tarde Fernando se trasladará a Barcelona donde empieza a colaborar con Rodrigo Leite y Jeremy Fourest, productores de Resilient Records con los que terminaría de refinar su propuesta y donde graban el segundo EP “Nowhere Island” que será publicado en la primera mitad de 2022.
Pero no os engañéis! Aunque, como el nombre indica, esta es una sociedad muy grunge, Grunge Society no se queda solo ahí y se deja llevar también por otros derroteros musicales como el Hard Rock, Punk, Garage, Southern, Pop entre otros. 
 

"Blackbirds"
es el primer fruto de la colaboración con Resilient Records y el primer sencillo de esta nueva etapa del proyecto, una canción oscura, en la que las influencias del grunge más clásico se asoman en cada acorde de la composición pero con una mirada moderna sin caer en el puro homenaje.
Líricamente, la canción habla desde un punto de vista abstracto de un sueño lúcido y sobre lanzarse en un viaje en el que dejas atrás tu pasado para empezar otra vez.
"Nowhere Island" es un lugar donde el tiempo no existe, donde es difícil distinguir entre lo real y lo irreal y donde solo la intuición y los sentidos te llevarán a descubrir la verdad.
Un EP en el que Fernando plasma todas las inquietudes e incertezas que caracterizan la época en la que vivimos, pero sobre todo, unos años en los que nada es lo que realmente parece y no hay lógica a la que agarrarse.
 

ENLACES DE INTERÉS