JULIO CABLE lanza "No Hubo Flores"

Es el sencillo que abre su próximo álbum "La Curva de Boutakow".

El primer single “No hubo flores”, el protagonista, como llegado de aquel Infierno de Dante, recuerda a una novia de juventud con la que se portó mal en el pasado y a la que, desenterrando recuerdos y avergonzado, presenta disculpas explicándole cómo le ha ido la vida.
Todo acontece en canciones nerviosas de poco más de dos minutos, coloreadas con los sempiternos tintes de Big Star, Paul Collins o Easybeats. Como “Viernes en el recuerdo”. Son cosas que encuentras en la orilla cuando baja la marea.
Grabado en los estudios Grabaciones Sumergidas, está coproducido por Juan Antonio Mateos (The Magic Mor, El lobo en tu puerta, Detergente Líquido) y el propio Julio Cable y plagado de guiños a personajes perdidos que quieren ser rescatados de los recuerdos del pasado.
 

A veces, la vida te trae recuerdos de hace mil años que, inesperadamente, llegan como despojos abandonados por la marea baja. Este resto es la primera propuesta de Julio Cable en su nuevo álbum “La curva de Boutakow”. Una maniobra de rescate para náufragos que, como el propio autor, llevan décadas instalados en una agotadora adolescencia power pop que nunca termina.
Julio Cable en la actualidad está formado por Oscar Vias: guitarra y coros; Javier Fopiani: batería; Javier González: bajo y coros; junto a Julio Cable: guitarra y voz.
Cinco discos en solitario: “Capitalismo zombie y playa” (2018), “Centramina, Beatles y Mazinger-Z” (2016),  “Tratado personal del inútil combate” (2015), “Canciones en el garaje” (2013), y ahora este quinto disco “La Curva de Boutakow” que aparecerá este 2021, y cuyo título es una maniobra marinera de rescate, en el que el propio Julio Cable se reconoce como "naufrago", que rodeado de su universo íntimo, evoca al efecto sanador de las canciones que no puede parar de escribir.

ENLACES DE INTERÉS