COUR DE RÉCRÉ nos sorprenden con un más que ochentero "Agathe, Agathe"

Es el nuevo single y videoclip del trío francés avance de su disco de debut, y que se incluye dentro de la selecta colección de vinilos "New Adventures In Pop" de Elefant Records.


Fotografía de Marion Diaz
 
Desde Toulouse, Batisse (voz y sintetizadores), Quentin Lasseyte (voz y sintetizadores), y Chloé (voz) siguen lanzando sencillos de adelanto de lo que será un más que esperado debut, con influencias de gente como CLIO, ASCENDANT VIERGE, THE PIROUETTES, VIDEOCLUB, PÉPITE o DENIM y producidos y mezclados por por Joseph Signoret.
“Agathe, Agathe”, es una nueva muestra de su pop electrónico acelerado, saltarín, ecléctico e impredecible. Una canción capaz de jugar con melodías chiclosas para acabar deparando en desarrollos imposibles.
Sintetizadores metálicos y cajas de ritmo disparadas. Unos parámetros sónicos propios y especiales pero que a su vez les alinean con una nueva escena francesa que abunda de los sonidos digitales vintage con imaginación y desenvoltura
Pero la acusada personalidad del grupo no sólo atiende a su sonido, sino también a su estética. Algo que ya pudimos comprobar en su anterior videoclip “Vice Et Werther”, pero que aquí sube la apuesta. Una animación 3D de espíritu vintage, provocadora, que abunda en tantas sensaciones que es capaz de despertar esperanza y turbación, preciosismo y desesperación, fragilidad y fortaleza. Un auténtico desafío en el que el artista digital Antoine_Josset coloca los avatares de nuestros músicos en una habitación donde el baile da paso a soluciones imaginativas, impredecibles, indefinibles. Véanlo ustedes mismos. Escúchenlo ustedes mismos. Las palabras, en casos como estos, siempre están equivocadas. 
 

La historia de COUR DE RÉCRÉ está asociada a la distancia. La banda surgió como un dúo, formado por Stan y Héloïse, que por aquellos inicios eran una pareja separada por todos los miles de kilómetros que hay entre Avignon y Santiago de Chile. Él componía, y los dos cantaban a ese amor en el espacio, a las ganas de reunirse, y a los escasos e intensos momentos de reunión. Un amigo de Stan, Quentin, comenzó a ayudarle con algunas ideas, y finalmente pasó a convertirse en parte del grupo como compositor. Ante el problema de la distancia, en los directos Chloé sustituía a Héloïse a las voces y acabó haciéndolo también en las grabaciones posteriores.
Cuando parece que todo coge cuerpo, Stan se va en 2017 a vivir dos años a Canadá. Pero una vez más, no se resigna ante la distancia, y haciendo uso de la comunicación digital, siguen adelante con el proyecto hasta dar a luz su primer EP, “Éponyme”, en diciembre de 2018, tras varios años de intensa actividad a través de SoundCloud.
Para 2019 Stan vuelve a Toulouse, donde sigue viviendo Quentin, pero Chloé se ha mudado a París, haciendo válida esa premisa por la que parece que el grupo está condenado a funcionar a distancia. Pero todo esto no es un obstáculo para que la inspiración haga acto de presencia. Su propuesta es un synthpop irreverente y desprejuiciado, fresco y ultra melódico. Según el propio Stan algunas de sus principales referencias son Romain Guerret (DONDOLO, ALINE), LA MONJA ENANA y FREEZEPOP (en su casa se escuchaban muchos discos de Elefant desde que él era bien pequeño), THE PIROUETTES o DENIM. Como prueba de todo esto “Vice Et Werther”, su primer Single Digital para Elefant Records, dentro de la colección “New Adventures In Pop”, se publicó a finales de 2020.
 

ENLACES DE INTERÉS