SANTA CATALINA irrumpe en el panorama indie granadino con "Gea", amalgama de mito y realidad post-Covid

La banda granadina Santa Catalina lanza su primer disco, "Gea", que nace de la mano de Sergio Rodríguez, músico de larga trayectoria - sus primeros discos con The Wooden Cross tienen más de veinte años - que ha colaborado con bandas como Los Planetas o Checopolaco. 

 
Esta ópera prima en solitario ofrece una mezcla de estilos e influjos “libre y sin prejuicios”, como asevera su artífice. Se trata de un producto de pop-rock alternativo con reminiscencias varias que van desde Biffy Clyro, Royal Blood, Muse, 091, Iván Ferreiro, Reuben hasta Vetusta Morla o Lori Meyers.
El LP, que vio la luz el 3 de enero, siendo uno de los primeros lanzamientos musicales del año en Granada, ha sido grabado en su totalidad, mezclado y masterizado por él mismo. El primer single, "Cuna", uno de los temas más cañeros, fue presentado en redes el pasado viernes, 5 de febrero, con un videoclip obra de Perri Montana (Alberto Franquelo), miembro de Checopolaco.
En cuanto al contenido, "Gea" bebe de las letras de la periodista y docente Isabel Rodríguez, y propone una panorámica vital desde la cuna a la sepultura, pasando por las dualidades vitales, el paso del tiempo, las pasiones y el desengaño en contraposición con el vitalismo musical, la euforia, el amor e incluso homenajes lorquianos. Todo ello, matizado por el filtro de "Gea", tema homónimo que busca responsabilidades en la acción humana sobre el impacto climático y sus alertas en forma de pandemia.
“Aprovechando el tiempo de encierro, este verano decidí hacer lo que siempre me faltó en lo musical: un disco en el que volcar todos mis gustos, por distantes que fuesen, en un único proyecto, con cabida para todo lo que he oído en el Sefri a lo largo de mi vida”, señala el alma mater de Santa Catalina, en referencia al pub que ha regentado su padre en Íllora durante más de 30 años.
“Me apetecía adentrarme en la producción musical”-continúa- “atreverme con todos los instrumentos y volver a poner voz, tras veinte años desde que surgiera The Wooden Cross, cuando ya me impulsaba con las letras de mi hermana Isabel”.
El propósito que describe este músico granadino es el de convertir la incertidumbre, “inevitable en situaciones como la actual”, en emociones positivas que eleven el ánimo mediante un lenguaje universal como es el de la música. Esperan, tanto él como sus compañeros para la puesta en escena (Pablo Prieto al bajo y José Romero a la batería), que la situación permita poner el resultado en un directo vibrante muy pronto. 
El videoclip de su primer single, "Cuna", vio la luz el pasado viernes.