KATY PERRY publica "Smile", su nuevo álbum compuesto por 12 canciones.

Katy Perry ha lanzado este 28 de agosto el que es ya su quinto álbum, bajo el nombre de "Smile", un disco con ambientación circense y que gira en torno al concepto del “sad clown”; usando la sonrisa como una vía de escape para esconder la tristeza.


Texto: Paula Bustamante

La cantante ha confesado que tras la época de su anterior trabajo, "Witness", pasó por un mal momento, a raíz de la escasa acogida que este recibió, de manera que las canciones que se incluyen en este álbum conforman el camino para recuperar esa felicidad... 'un viaje hacia la luz' .
Desde 2017 la californiana no editaba un disco, y, tras mucha espera y cambios en la fecha de su publicación (probablemente con el motivo de que su salida coincidiera con el nacimiento de su primera hija), por fin ya tenemos en nuestras manos su ´sonrisa´.
La canción que da comienzo a los 36 minutos y 42 segundos de disco es un sencillo ya conocido, "Never Really Over", que fue publicado en 2019, con un sonido pegadizo que nos recuerda a la esencia de la artista, devolviéndonos al pop de su histórico "Teenage Dream", que curiosamente esta misma semana ha cumplido 10 años de vida. El tema narra la historia de una ruptura y la superación de esta, temática que coincide con las dos canciones que le siguen, "Cry About It Later" y "Teary Eyes", las cuales han resultado ser dos de las mejores acogidas por el público. 


Si antes hablábamos de su trabajo "Teenage Dream", en la canción "Cry About It Later" podemos encontrar un verso que simula la progresión de aquella época a la que ahora está viviendo la cantante. 
Si bien en ese "The One That Got Away" de 2010 decía “Someone said you had your tattoo removed […] I’m no longer your muse (Alguien me dijo que te habías quitado el tatuaje, ya no soy más tu musa)", ahora en este nuevo tema comenta “I think I'm ready to be someone's new muse, I think I'm ready for a brand new tattoo (Creo que estoy lista para ser la musa de alguien más, creo que estoy lista para un nuevo tatuaje)".
La siguiente canción es "Daisies", que tomó el papel hace unos meses de ser bautizado como el primer sencillo del álbum a pesar de que ya habían sido publicadas otras dos canciones del mismo, pero sirvió como anuncio de la nueva época de Perry. Como hemos comentado antes, las letras de este trabajo buscan ser una vía de escape de los problemas para así encontrarse a uno mismo y, por tanto, la felicidad perdida. Y así ocurre con "Daisies", un nuevo himno motivacional, como con "Resilient" y "Not the End of the World", aunque cada una con una melodía particular y personalidad propia.


En el ecuador se encuentra "Smile", la canción homónima del disco. Tan alegre que contagia su felicidad, cumpliendo su cometido de sacarnos una sonrisa. 
Después de esta llega "Champagne Problems", en la que podemos ver claramente la influencia disco que envuelve al nuevo LP de la norteamericana, que, por cierto, parece que se está poniendo muy de moda entre los cantantes.
"Tucked" es el nombre de la siguiente, otro tema muy bailable que sigue la dinámica que llevamos viendo y escuchando en cada una de las canciones. Este tema hará que te dejes llevar por el ritmo sin apenas darte cuenta de ello. 
Otro tema con el que te dejas llevar, por su sonido veraniego y sensual, será "Harleys in Hawaii", que ya conocíamos con anterioridad pues había sido publicado a finales del año pasado.


El tracklist lo cierran "Only Love", en el que hay prestar especial atención a la lírica, pues dice mucho más de lo que parece; y el tema de empoderamiento femenino del trabajo: "What Makes a Woman", una canción que Katy Perry dedica a su recién nacida hija Daisy Dove.
Sin embargo, en la versión Deluxe del mismo podemos encontrar otras canciones que se quedaron fuera, como "Small Talk", "Never Worn White" y la versión en acústico de "Daisies", así como una nueva canción, "High On Your Supply", que para nada se queda lejos de los temas del trabajo original; e incluso un mensaje de la propia Katy Perry dedicado a sus KatyCats.
Desde luego, este nuevo lanzamiento ha conseguido superar el sabor agridulce que dejó "Witness", logrando recuperar a la Katy Perry que tanto echábamos de menos, ahora con un pop más maduro pero siempre dejando su huella personal tan reconocible.  Además este álbum es íntegramente en solitario, lo cual no ocurría desde su primer "One Of The Boys"
Podría echarse de menos alguna colaboración, pero está claro que no hacían falta, pues hemos podido escuchar a la californiana lucirse como solo ella sabe, porque “There it is, Katheryn”.

 

 

ENLACES DE INTERÉS

Web Oficial
Facebook
Twitter
Instagram
Canal de YouTube
Spotify