EVIL, el recuerdo de cuando Evripidis y Odil bailaron en el lado oscuro

A finales de 2013, Evripidis y Odil se confesaron su malvado amor formando el dúo EVIL, una gema solo para connoiseurs. Ahora, cuando Evripidis nos prepara para un nuevo sonido, podemos decir que la semilla que EVIL plantó parece cobrar vida y sentido único.



La canción, ha sido regrabada por Sergio Pérez (Svper) quien ha otorgado un nuevo sonido, lleno de polvorientos sintetizadores, marca de la casa.
Si nos léeis con asiduidad sabréis que venimos anunciando un cambio en el sonido de nuestro griego favorito: Evripidis Sabatis. Un sonido que deje atrás formas más orgánicas de sonido (el sonido big band sixties que tan bien maneja el trobador) hacia formas más sintéticas, llenas del sonido de sintetizadores y elementos espaciales. Un Evripidis dramático, realista, contador de historias, pero de otra dimensión.
Una dimensión en la que, a finales de 2013, nació el proyecto EVIL, una suerte de colaboración entre Evripidis y Odil Bright, que unieron su nombre en pro del lado oscuro. Un dúo de corta duración, apenas tres singles aparecidos de manera clandestina, tan misteriosos como el hombre que habita en la luna, pero que constituyeron un primer tratado científico de los modos de vida del pop en esa nueva dimensión.
Odil y Evripidis ya habían colaborado en el pasado, fue corista en sus primeros dos trabajos, pero en EVIL ambos sumaban fuerzas: las melodías y las progresiones de acordes del griego (inspiradas en el doo-wop de los 50s o las girl bands de los 60s) con el diseño sonoro de un paisaje electrónico de nuestra marciana favorita Odil (sus voces nos recuerdan a The Space Lady).
La canción cobra una nueva vida con el trabajo del astronauta Sergio Pérez (Svper) en la producción, con quien han regrabado las voces y han revestido el sonido con capas y capas de antiguos sintetizadores analógicos. "Evil Love" vive así de nuevo, en las manos de locos científicos.
Suenan aires de Badalamenti, de kraut y de dark wave, mientras Odil y Evripidis, los malos, cantan sobre un amor que pueda resistir todo, que, unidos, tenga buenos momentos pero también malvados. Porque, a veces, el amor duele.


Evripidis And His Tragedies es obra de Evripidis Sabatis de Atenas y Barcelona. Es un vehículo para su marca de canciones altamente melódicas, confesionales, melancólicas, raras y de humor negro. En ellos, el amor, la lujuria y la pérdida se entrelazan; la esperanza y la desesperación van de la mano con el sarcasmo; la alegría de vivir convive con la tragedia; los hombres son sexys y esquivos; los veranos son largos, perezosos y crueles; la noche es salvaje o está llena de fantasmas; la infancia es traviesa y muy extrañada; la amistad es para siempre; y los muertos se llevan a los vivos a pasear en automóviles. 
Evripidis es un pianista, escritor e ilustrador de formación clásica de Atenas cuyo corazón lo llevó a Barcelona, ​​donde se ha convertido en un elemento permanente de la escena local. Su música es pop con teclado, a veces soleada y a veces oscura, a veces sincera y a veces lengua en la mejilla. Ha lanzado cuatro discos, uno de ellos en griego, lleno de armonías vocales e instrumentación barroca. 
Su próximo proyecto toma más dirección de sintetizador pop y se lanzará el próximo año. 
Influenciado por artistas tan diversos como The Beach Boys, grupos de chicas de los 60 como Shirelles y Shangri-Las, The Magnetic Fields, Pulp, Jens Lekman, Scott Walker, Kate Bush, Marc Almond, Pet Shop Boys, Nico y JS Bach, por nombrar algunos, la música es diversa, rica en texturas e inteligente, con estructuras de canciones poco convencionales y armonías inesperadas.

ENLACES DE INTERÉS

Facebook
Twitter
Instagram
Canal de YouTube
Spotify
Soundcloud
Bandcamp