EMERGENTES: PRIMAS HERMANAS

Primas Hermanas es el nuevo proyecto de pop de Covadonga de Silva (Penélope Trip, Nosoträsh, Petit Pop) y Antía Eseuve (Casa Manuela, Concertino, Eseuve).

Fuente: Oso Polita

En Primas Hermanas priman las melodías, o más bien las “medolías”, según comenta la propia artista (la idea inicial era llamar al grupo “Miss Medolía”, si bien ese será finalmente el título de su debut). El dúo lo completa Antía Eseuve (Casa Manuela, Concertino y su proyecto personal Eseuve), con su aportación multiinstrumentista (guitarra, piano y voz). 
Era de esperar que una gallega y una asturiana se llevaran bien: “Gallegas y asturianas, primas hermanas. Adaptamos el dicho a nuestras circunstancias”, explica Cova, quien compagina su vertiente musical con la literaria (algunos de sus poemas los han musicado colegas como Patrullero Mancuso o Jabier Muguruza). La sororidad está muy presente en su proceso creativo, así como la referencia a sus raíces. El sentido del humor es otro de los pilares de este tándem: “Reírse de los dramas cotidianos es necesario para sobrevivir (emocionalmente)”.
Entre Cova y Antía existe una diferencia de 23 de años de edad; “este es casi un proyecto intergeneracional”, bromea Cova
“Miss Medolías” cuenta con la colaboración de Pedro Vigil (Penélope Trip, Edwin Moses, Petit Pop), quien produce el disco; Mar Álvarez (Pauline en la Playa, Petit Pop, Undershakers); Belén Antón (Antón Menchaca); Leticia González (L-R) y Natalia Quintanal (Nosoträsh, La Villana), entre otros artistas. 
Tras su puesta de largo en BIME City, han sido artistas invitadas de Belle and Sebastian.


En palabras del músico Nacho Vegas: "Antía y Cova se estrenan con un disco genialmente titulado “Miss Medolías" (léase dos veces si hace falta). Una colección de canciones en las que la sencillez es un arte y por las que desfilan escenas rescatadas de un pasado hoy revelador, humor, asombros, empoderamiento, miedos y otro puñado de emociones envueltas en melodías e interpretaciones guapísimas, que parece mentira que quepan todas en poco más de media hora que dura este pequeño
gran disco de doce temas, en los que nada sobra y nada falta.
Comienza con una pregunta que, de mil maneras diferentes, nos hacemos muchos de los que nos dedicamos al oficio de hacer canciones. Una pregunta que Primas Hermanas formulan de tal manera que es difícil evitar que esos primeros versos (“Y yo no sé por qué / canto canciones tristes / si yo siempre me siento / por dentro como un tigre”) permanezcan rebotando en nuestra cabeza durante semanas una vez que los hemos escuchado una o dos veces. 
Pero lo mejor es que al acabar de escuchar el álbum completo nos puede llegar la respuesta, como en el relato de Saroyan en el que las personas caían enfermas si no cuidaban del tigre o de la pantera negra que les acompañaba y seguía fielmente a donde quiera que fueran, y que desde luego no era otra cosa que eso que solemos llamar amor."


ENLACES DE INTERÉS

Facebook
Twitter
Instagram
Canal de YouTube