W.H. LUNG debutan a lo grande con "Incidental Music"

W.H. Lung es un proyecto entre el synth pop más reluciente y el kraut-rock más infeccioso. El suyo es un sonido que abarca homenajes a Talking Heads, BEAK o Cavern of Anti-Matter pero llevado a un extremo más estridente e inspirador. 

W H Lung son parte de una larga y rica tradición que sigue los pasos de los pioneros alemanes de krautrock como NEU !, Faust y Cluster, así como de leyendas de sintetizadores de los 80 como New Order o Gary Numan. En el pasado ha habido artistas como Stereolab que también han seguido este camino, así como, en tiempos más recientes, bandas como The Horrors y Toy. W.H. Lung, una banda relativamente nueva de Manchester, ha tomado este sonido y lo ha ampliado. 

El primer corte del trabajo, "Simpatico People", marca el tono del álbum, con ritmos propulsores, estructura de canciones repetitivas y cíclicas, así comode líneas de guitarra brillantes y limpias (y es uno de mis temas favoritos del álbum). Se desenvuelve deliciosamente con sus ritmos mínimos, casi letárgicos, que incorporan gradualmente florituras de sintetizador y líneas de bajo post-punk. Las voces sin aliento de Joseph transmiten más de lo que parece.
Hay un momento en "Bring It Up" en el que la canción parece estar construyendo algo especial, con un relleno de tambor asesino, y luego se tranquiliza nuevamente antes de desaparecer. Es como una losa flotante de alegría.
Han pasado más de 2 años desde el lanzamiento del sencillo "Inspiration!"  pero es tan sorprendente ahora como la primera vez que explotó en nuestros cerebros.
Pasamos de esto a la fiesta de "An Empty Room": un corte en la onda Tears For Fears que cumple como número de banda sonora de una film de ciencia ficción y  que actúa como una especie de botón de reinicio a mitad del álbum. 
"Nothing Is" comienza bajo y progresa a la velocidad de una clase de spinning, mientras que el fabulosamente titulado "Second Death Of My Face" filtra Manchester a través de los ojos de unos OMD en estado de gracia y de los sonidos progresivos del álbum "The Lamb Lies Down On Broadway" de la era de Peter Gabriel en Génesis.

Los pioneros que esta banda admira tienen que ver con músicos que miran siempre al futuro y esto es algo que este álbum necesita hacer más. Deberían mirar más al espíritu de estas bandas, en lugar de únicamente a su sonido. Sin embargo, sigue siendo un LP muy agradable. Hay muchos elementos que funcionan bien: el cantante tiene un estilo único que ya les hace ganar la mitad de la batalla y, obviamente, pueden escribir bien ("Simpatico People" es claramente un hit), y además se inspiran en los artistas adecuados. "Incidental Music" evoca una euforia tensa. Rara vez oirás un debut de este calibre, uno que teje de manera hábil y electrizante un sintetizador pop efervescente, una voz al estilo de David Byrne y los ritmos emocionantes del Berlín de los 70. Es simplemente glorioso. No hay una pista débil o fuera de lugar. Ni un solo paso perdido. Ni una idea mal ejecutada. James Murphy debería vigilar por encima del hombro, porque estos mancunianos le pisan los talones de cerca.
Con ritmos que construyen lenta e hipnóticamente melodías pop extravagantes junto con arreglos inteligentes, la energía irreprimible y propulsora de "Incidental Music" es adictiva. La producción es genial: nítida, pero no demasiado laboriosa, lo que significa que hay un calor resplandeciente que te inunda todo el tiempo.
Nos guían en un viaje a través del Manchester de las últimas décadas, desde el mítico The Hacienda cuando gente como la New Order o Happy Mondays adoptaron la cultura dance con infusión ácida, hasta los ritmos disco más independientes de The New Fads, o las estructuras de las canciones de Elbow y la progresión de los acordes (escucha "An Empty Room" e imagínate a Guy Garvey al micro). Está muy arraigado a Manchester, pero se extiende mucho más allá.

Tracklist

  1. Simpatico People
  2. Bring It Up
  3. Inspiration!
  4. An Empty Room
  5. Nothing Is
  6. Want
  7. Second Death Of My Face
  8. Overnight Phenomenon

ENLACES DE INTERÉS