Steve Hauschildt (ex-Emeralds) lanza su séptima entrega en solitario, "Nonlin"

El músico electrónico Steve Hauschildt ha compuesto en su séptimo largo, "Nonlin", una barrera de abrumadoras capas de sonido sintetizado y remata una carrera en ascenso que se extiende ya durante más de una década.



Primero dentro de su antigua banda, Emeralds, representantes estadounidenses del noise más psicodélico, y luego a través de una constante, y aclamada por la crítica, serie de lanzamientos en solitario, con álbumes clásicos como "Where All Is Fled" y "Strands" que abarcan desde el techno ambiental a la electrónica, Steve Hauschildt, ha ido gestando una más que interesante carrera que llega a su culminación con la publicación de su séptimo trabajo: "Nonlin". En 2018, publicó una colección de pistas ricas y viscerales titulada "Dissolvi", su primer lanzamiento en Ghostly International y su trabajo más colaborativo hasta la fecha. Solo un año después, Hauschildt regresa con "Nonlin", un álbum más libre, más suelto, tanto estructural como conceptualmente; menos lineal en comparación con su predecesor, pero aún cautivador. 

Desarrollado y grabado en varios estudios de Chicago, Los Ángeles, Nueva York, Tbilisi y Bruselas, este material emula un encuentro alienante con un puñado de lugares, una réplica del choque cultural, una experiencia solitaria y dura. con ambientes extraños, melodías y disonancias como locales oblicuos. "Nonlin" encuentra a Hauschildt desarrollando su paleta de herramientas y guía estas composiciones hacia un efecto hipnótico. El tema "Cloudloss" impregna la mezcla con un smog inquietante, que reaparece y envuelve "A Planet Left Behind". "A Planet Left Behind" es grande, brumoso y de movimiento lento, lo que lo convierte en una oda de tres tristes minutos y medio. En cortes como "Atractor B" y "Subtractive Skies", pulsos secuenciados se convierten en un éxtasis de frecuencias nítidas. La pieza central del álbum inicia una señal de percusión fracturada que modula y tartamudea en medio de un curioso brillo melódico. “Reverse Culture Music” impulsa una corriente elegante y melancólica de cuerdas que se apoya en el arco agitado de la violonchelista Lia Kohl de Chicago, en contra los esquemas minimalistas de los sintetizadores. Un patrón sorprendente emerge. Hauschildt continúa expandiendo su repertorio en todo el horizonte. "The Nature Remaining" tiene un aire similar, antes de que la entrada de algunos sintetizadores agreguen un poco de esperanza y optimismo. 

Desde que Emeralds se disolvió, sus tres miembros han continuado lanzando música desde entonces, y ahora podemos constatar por separado cada una de las tres partes que formaban su particular puzzle sonoro. Mark McGuire era el responsable de todas esas guitarras ruidosas, mientras que John Elliot y Steve Hauschildt compartieron las labores a cargo de los los sintetizadores. "Nonlin" es el séptimo álbum de Hauschildt desde el final de Emeralds y por ahora creo que tiene mucho en común con esa música de sintetizadores usados en las bandas sonoras de programas de televisión de ciencia ficción, que últimamente parece que han saturado el mercado, pero hay una destreza especial en ellos.
También es mucho mejor que otros  colegas suyos imbuyendo emoción a sus sintetizadores. Su nuevo álbum lo ve evolucionar aún más.

Tracklist

  1. Cloudloss
  2. Subtractive Skies
  3. A Planet Left Behind
  4. Attractor B
  5. The Nature Remaining
  6. Nonlin
  7. Reverse Culture Music
  8. The Spring in Chartreuse
  9. American Spiral

ENLACES DE INTERÉS