CIGARETTES AFTER SEX presentan su segundo trabajo, "Cry"

Prometiendo un sueño pop narcoleptico más feliz después del éxito de sus primeros singles, Greg Gonzalez entrega su segundo álbum de Cigarettes After Sex, "Cry". Grabado por el propio González durante sesiones nocturnas en Mallorca, es otro conjunto de meditaciones sobre la intimidad y el desamor.



Solo en términos de sonido, "Cry" es otro disco magnífico. Pocos artistas contemporáneos son capaces de hacer dream-pop con esa solvencia, como mucho Lynchian y Cigarettes After Sex. Beach House podría ser su única competencia, pero incluso entonces las ensueños de Cigarettes After Sex son notablemente más exuberantes. Las atmósferas oníricas de Julee Cruise, Mazzy Star, Chris Isaak o Cocteau Twins se sumergen aún más en una nebulosa por el líder de la banda, Greg González, y su banda de apoyo. La voz de González dividirá a los oyentes, pero aquellos que son parciales deberían enamorarse de todo corazón. El suyo es un coro ronco y andrógino, que suspira con la tristeza descontenta de una temprana Lana Del Rey, y se acomoda muy bien entre los instrumentales.

Pero las letras... vaya con las letras. González no cabalga ni con el efímero aturdimiento de Beach House ni con la angustia de Del Rey, aunque a veces intenta acceder a ambos. Uno u otro podría haber funcionado, pero la suma en conjunto es un desastre. En su momentos más ineficaces ("Heavenly", "Falling In Love") es posible mirar más allá, pero en pistas como "Kiss It Off Me" hay un aire de posesividad masculina que es inquietante hasta el punto de arruinar toda la experiencia auditiva. González necesita resolverlo en próximas entregas, porque en la actualidad está dejándolo de lado.

Grabado durante sesiones nocturnas en una mansión de Mallorca, la obra del cuarteto texano es una obra maestra en un ambiente silencioso de medianoche y de reflexiones sobre el amor y la pérdida.Te desafiamos a que no te alejes flotando en sus colchonetas de guitarra de cámara lenta y deslumbrante. Se las arreglan para canalizar de manera única un equilibrio universal de emociones que van a la deriva entre el encuentro, el deseo, la necesidad y la pérdida del amor ... a veces todo de una vez. 
Por regla general, los lanzamientos anteriores de Cigarettes After Sex son más o menos así: instrumentación atmosférica, voces únicas y letras de mierda. A juzgar por estos criterios, es muy normal que la progresión sigua sin alterarse en el segundo trabajo de la banda, 'Cry'.

 

 Tracklist

  1. Don't Let Me Go
  2. Kiss It Off Me
  3. Heavenly
  4. You're the Only Good Thing in My Life
  5. Touch
  6. Hentai
  7. Cry
  8. Falling in Love
  9. Pure

ENLACES DE INTERÉS