TOTE KING en el Santander Music Festival 2019

Crónica de la actuacion en el Santander Music Festival 2019, el sábado 3 de agosto. 

Texto: F-MHop 
Fotografías: Elisa Díaz Grijuela 
Artículo publicado originalmente en LA FACTORÍA DEL RITMO

La oferta musical de esta edición del Santander Music ha sido notablemente variada y ha habido dos representantes de la música urbana radicalmente diferentes. Bad Gyal en la jornada del jueves con su propuesta bailable y hedonista, en la que se dan cita el dembow y el reggaetón con vocación dance. Y Tote King, como representante de la cultura Hip Hop, con un enfoque rebelde y concienciado, cumpliendo con las señas de identidad de este movimiento.
La actuación de Tote abría la jornada del sábado, estaba programada para las 8:30 de la tarde, y en esos momentos aún había llegado muy poco público al recinto. Probablemente por este motivo se retrasó unos minutos el comienzo de su actuación, algo nada habitual hasta ese momento, porque el resto de conciertos fueron muy estrictos con el horario.
Antes del comienzo, la visión del escenario vacío provocaba cierta sorpresa, al poderse observar los instrumentos típicos de una banda de rock, junto a la mesa del DJ.
El primero en saltar a escena fue DJ Nexxa, que demostró ser un gran animador, lanzando mensajes al público para unirse a la fiesta, mientras hacía mezclas rápidas de potentes temas Hip Hop sazonados por abundantes scratchs y efectos.
Poco a poco había ido llegando cierta cantidad de público, que en cualquier caso no pasaría de las 300 personas y ya con el respetable animado por la actuación del DJ, saltaron al escenario el resto de artistas. Allí estaban Tote King, su hermano Shotta y un puñado de músicos, que resultaron ser los miembros al completo de la formación barcelonesa A Contra Blues, en activo desde 2005, que son formalmente una banda de blues, aunque no hacen ascos al hardrock y que habían grabado la canción “No Pueden” junto a Tote King como tema extra para la edición en vinilo de su álbum “Lebron” (2018).

 
Las primeras palabras de Tote King dejaron clara la orientación de la actuación, “Rap n Roll”, optando por un formato que practica con cierta frecuencia y que en el contexto de este festival resultaba muy adecuada. Dos guitarristas, bajo, batería y un excepcional cantante sumándose a los ritmos programados y las habilidades del DJ, dieron soporte instrumental a los rapeado de los dos hermanos.
En el repertorio elegido hubo preferencia para las canciones de su álbum más reciente, el citado “Lebron”, aunque también se incluyeron canciones de anteriores trabajos, se interpretó la canción “Final de liga” del disco “Salvaje” (2018) de Shotta (en la que colabora Tote), se hicieron varios guiños al legendario debut conjunto de ambos MCs (“Tu madre es una foca”, 2002) y se adaptaron las instrumentales a un formato más roquero, con momentos destacados para las versiones de Led Zeppelin (“Whole lotta love” para “Botines”) y Ronnie James Dio (“Rock & Roll” para “Mentiras”, fusionada en la parte final con “Wake Up” de Rage Againts The Machine), en las que el cantante de A Contra Blues, Jonathan Herrero, se lució de forma brillante.
El final de la actuación llegó con adaptaciones de las canciones “Felicidad” (del álbum “Flowesia” de Shotta, 2014, en la que originalmente colaboraba Morodo) y “Muchas Gracias” (del disco compartido entre Tote y Shotta, “Heroes”, 2012, en la que colaboraba originalmente Swan Fyahbwoy).
Un tramo final emotivo, para una gran actuación, que dejó bien alto el pabellón del Hip Hop frente a un público afín a los sonidos del rock independiente.