Ir al contenido principal

MADONNA: ¿El principio del fin?

Madonna sorprende a medio mundo con el anticipo de su nuevo album de influencias latinas, "Madame X", y con un dueto nada menos que con Maluma. La polémica está servida y las redes arden de memes. ¿Otra estrategia más de marketing perfecto de la ambición rubia? 



Texto: Víctor M Bustamante

Que a Madonna le va más la polémica que a un perro que le rasquen la tripa es algo que ya no sorprende a nadie y en esta ocasión, con motivo del lanzamiento de su nuevo trabajo, la otrora abanderada de los derechos de la mujer se alía con uno de los mayores representantes de la música con contenido machista, Maluma. Y no sólo en uno sino hasta en dos temas de su nuevo disco, "Madame X", el primer single "Medellín" y "Bitch, I´m Loca". Si a la Reina del Pop no le chirrían letras de su partenaire del pelo de: "Siempre me dan lo que quiero, chingo cuando yo quiero", "Quieren que yo bailando la ponga en posición", "Mi niña, mi mujer, mi cama, yo fui el primero en tu cama", "Ver tu cara cuando lo tengas abierto" o una línea tan lírica como "se pone a cuatro y me pide que por el... la castigue" es que, o bien no se ha informado bien antes de la discografía de su nuevo fichaje (lo dudo mucho) o, como pensamos la mayoría, es una nueva estrategia de marketing con la única excusa de que se vuelva a hablar de ella teniendo en cuenta que cuatro décadas de carrera agotan la creatividad y siempre le ha venido bien el escándalo a la hora de volver a la actualidad. No hace falta recordar su famoso libro "Sex" y sus videos sadomaso para publicitar el album "Erótica", sus morreos con Britney Spears y Christina Aguilera en la gala de los MTV Music Awards de 2003, su clip homo-sado de "Justify my love", sus fotos de políticos con cruces gamadas en las pantallas de su gira "MDNA" de 2012, sus monos con conos en los pechos diseñados por Gautier hace ya tres décadas, su video de "Like a Virgin" vestida de novia con su cinturón mostrando el mensaje "Boy Toy", su romance más carnal que espiritual con un santo negro en el clip de "Like a Prayer", su crucificción en la gira "Confessions Tour" que le valió su tercera excomunión papal (posiblemente sea la única persona del mundo a la que le han excomulgado tres papas diferentes)... Todo vale para que se siga hablando de ella y generando más y mejores beneficios en sus cuentas corrientes.
De todos era sabido que estaba preparando su album más "latino", posiblemente influenciada por su larga estancia en Portugal, tampoco exenta de polémica ya que, entre otras cosas, instaló su residencia en Lisboa en un edificio del siglo XVIII llamado Palácio Ramalhete y que hasta hace poco funcionaba como un hotel. Los lisboetas se pusieron en pie de guerra cuando se enteraron de que Madonna no estaba pagando nada por un terreno que el consistorio le había dejado para aparcar su flota de 15 coches. Hay que tener en cuenta que la ciudad tiene un problema de espacio considerable además de unos precios cada vez más altos debido al turismo, así que el asunto se convirtió en un escándalo ya que se consideró que la cantante estaba recibiendo un trato de favor por parte del consistorio. Tampoco su capricho de montar a caballo durante el rodaje de un videoclip por mitad de los salones de un edificio protegido por el Gobierno luso escapó a las críticas. En palabras de ella misma: "Lisboa es donde ha surgido mi disco. He encontrado a mi tribu allí y un mundo mágico de increíbles músicos que han reforzado mi creencia de que la música está conectada en todo el mundo y es el verdadero alma del universo".
Para rematar este nuevo trabajo, cantado en inglés, español y portugués, Madonna se ha apoyado también en otros músicos latinos como la brasileña Anitta (en el tema "Faz Gostoso") y el estadounidense Quavo, miembro del colectivo de rap Migos (en "Future"). Asimismo colabora con su paisano Swae Lee (en el tema "Crave"). 
Madonna ha asegurado que “Madame X” "reflexiona sobre la identidad de este personaje, una espía que viaja por el mundo luchando por la libertad y trayendo luz a lugares oscuros”. “Es una monitora de cha cha cha, una profesora, una jefa de Estado, una ama de casa, una amazona, una prisionera, una estudiante, una madre, una niña, una monja, una cantante, una santa, una puta”, recita su “voz en off” en el previo de presentación de este trabajo lanzado hace unos días.
Como curiosidad, su compatriota Katy Perry también se ha sumado a la onda reggaetonera publicando recientemente el tema "Con Calma" junto a Daddy Yankee y el desaparecido rapero Snow. ¿Estamos viviendo una invasión del reggaeton a todos los niveles? Problemente. ¿Será una moda efímera? Todo apunta a que no es así. ¿Acabarán músicos como Bruce Springsteeen, U2, Coldplay o Suede colaborando con Luis Fonsi, Nicky Jam, Don Omar o Yandel? Sólo el tiempo lo dirá...
Madonna desvelará el próximo miércoles 24 de abril el videoclip de "Medellín" en un acto en Londres junto a DJ británico Trevor Nelson. Está previsto que Madonna, además, intervenga el próximo 18 de mayo en la gran final del Festival de Eurovisión, que tendrá lugar en Tel Aviv (Israel).  
Habrá que esperar al 14 de junio para saber si esta incursión en el sonido más urbano le va a reportar más éxitos que fracasos. De momento no ha vuelto a acariciar el número uno en los EEEE desde su tema "Music", y de eso hace dos décadas. Tampoco sus últimos trabajos han sido un éxito masivo de ventas y la crítica no ha sido muy benévola con ella desde su expléndido "Ray of Light" de 1998. 
Una cosa es cierta, lo ha vuelto a conseguir. Estamos hablando de ella. 

Comentarios