Ir al contenido principal

Bon, CATE LE BON

Su trabajo anterior abarcaba todo tipo de sonidos y peculiaridades. En este nuevo disco, "Reward", Le Bon juega con sonidos de psicodelia, de pop art, de indie rock y del pop más clásico mezclados con líneas de guitarra, voces extravagantes, letras intrigantes y melodías que saltan y deambulan. Canciones únicas y hermosas, escritas en los distintos valles galeses donde reside Cate.



Fue en la ladera de una montaña en Cumbria que los primeros susurros del quinto álbum de estudio de Cate Le Bon asomaron sus cogollos sobre la tierra.
"Hay un extraño romanticismo en volverse un poco loco y tocar el piano para ti mismo y cantar hasta la noche", dice, mientras relata el año que pasó viviendo sola en el Distrito de los Lagos, y que dio forma a "Reward", su quinto rabajo. Durante el día Le Bon aprendió a hacer tablas, taburetes y sillas de madera maciza desde cero; Por la noche, se refugiaba en un Meers de segunda mano, el primer piano que había tenido, en busca de compañía, y casi accidentalmente derramó en él su corazón. El resultado es un álbum tan estilísticamente variado, con tendencia tan surrealista y táctil como los anteriores trabajos de su catálogo, pero que también es intensamente introspectivo y profundo; Es su obra más personal hasta la fecha. 
Esta sensación de privacidad se ve favorecida por los diversos paisajes en los que "Reward" tomó forma: Stinson Beach, LA y Brooklyn, a través de Cardiff y The Lakes. La grabación en Panoramic House (Stinson Beach, California), un estudio residencial en una montaña con vistas al océano, le brindó a Le Bon la capacidad de preservar la lejanía que había capturado durante la escritura de "Reward" en Staveley. 
Durante este período prolongado, un elenco de músicos de confianza, y amados por la cantautora, se unieron a Le Bon, Khouja y su coproductor Josiah Steinbrick: Stella Mozgawa (de Warpaint) en la batería y la percusión; Stephen Black (también conocido como Sweet Baboo) en el bajo y el saxofón y anteriores colaboradores como Huw Evans (también conocido como H.Hawkline) y Josh Klinghoffer en las guitarras - y se agregaron al álbum, según Cate: "uno por uno, uno a uno". El hecho de que estos colaboradores hayan aparecido de manera diversa en los resultados anteriores de Le Bon sin duda va de alguna manera a ayudar a preservar un sonido característico a pesar de un cambio de enfoque relativamente drástico. 
Ya sea en su álbum de debut más minimalista y acústico de 2009 "Me Oh My" o en el aclamado por la crítica, "Mug Museum" de 2013, el trabajo en solitario de Cate Le Bon, y también su trabajo de producción (como el que realizó en el reciente álbum de Deerhunter "Why Hasn’t Everything Already Disappeared?" de 2019), siempre se ha resistido a ser encasillado, a caminar sobre la cuerda floja entre la distante krautrock y la ternura desgarradora. 
La naturaleza multifacética del arte de Le Bon, su capacidad para tomar múltiples significados y mantener motivaciones que no son obvias de inmediato, es evidente hasta el nombre del álbum. "La gente escucha la palabra 'Reward' (Recompensa) y cree que es una palabra positiva", dice Le Bon, "y para mí es una palabra siniestra, ya que depende de la relación entre el emisor y el receptor. Siento que es realmente indicativo de los tiempos en que vivimos en donde las palabras se usan como lemas, y todo está perdiendo su significado lentamente”. El disco, pues, implica una lucha para mantener su significado.

Tracklist:

  1.     Miami
  2.     Daylight Matters
  3.     Home To You
  4.     Mother’s Mother’s Magazines
  5.     Here It Comes Again
  6.     Sad NudesThe Light
  7.     Magnificent Gestures
  8.     You Don’t Love Me
  9.     Meet The Man

Podéis verla en directo en España las siguientes fechas

        26 Mayo - Sound Isidro (Independance Club, Madrid)
        27 Mayo - Dabadaba (Donostia, San Sebastian)
        28 Mayo - PrimaveraSound (Barcelona)

     DAYLIGHT MATTERS

     

    ENLACES DE INTERÉS

    Comentarios