BRYAN FERRY: Back in time (again) ****

El alma máter de la exinta banda de glam rock Roxy Music se embarca en una nueva exploración de sus influencias del jazz en "Bitter-Sweet", un nuevo álbum. 


Tras un verano de compromisos en vivo, Bryan Ferry regresó recientemente al estudio, centrándose en las mismas influencias del jazz que sustentaron su exitoso álbum "The Jazz Age"
Agregar un poco de estilo ragtime, blues, jazz e instrumentos de swing a algunos de tus trabajos más conocidos puede parecer una tarea extraña, pero tiene mucho sentido si eres Bryan Ferry. Re-trabajando en algunos de los clásicos de Roxy Music y en solitario, apunta a capturar la frescura, la modernidad pura del jazz de 1920 y el nacimiento de la cultura popular.  
El álbum, que se ha inspirado en el trabajo de Bryan en la serie de televisión de Netflix "Babylon Berlin" (un drama de época basado en los libros de Volker Kutscher y ambientado en la década de 1920), retoma los estilos musicales de esa época y propone un un nuevo giro en los muy queridos temas de Roxy Music y Bryan Ferry entre los que se que incluyen "While My Heart Is Still Beating", "Sign of the Times", "Limbo" o "Dance Away". Mientras que el álbum anterior de Ferry en este género, "The Jazz Age", estaba compuesto por instrumentales, "Bitter-Sweet" incluye hasta 8 pistas vocales. 
"While My Heart Is Still Beating", del octavo y último álbum de estudio de la banda de rock inglesa "Avalon", recibe un cambio de imagen con la adición de saxofón y cuerdas,  mientras que el minimalista "Zamba", del álbum solista de Ferry, "Bête Noire", en 1987, transforma los sintetizadores y el brillo del original en algo completamente diferente. Liderada por el piano y una sección de cuerdas en alza mientras Ferry entrega las letras en un susurro más oscuro y ronco, la nueva versión es igual de hermosa, si no más. 
La idea de Ferry era tomar los estilos musicales de una época dorada y aplicarlos a algunos de sus clásicos. El resultado es nostálgico, pero estas canciones suenan y se sienten tan modernas e innovadoras como lo hicieron cuando se lanzaron por primera vez hace décadas. 
El álbum abarca ragtime, blues y jazz, y mientras evocan la nostalgia, escuchar canciones amadas de una manera fresca y emocionante le da al disco un toque de modernidad; El jazz en la década de 1920 fue la banda sonora de la cultura popular, en sí misma un invento moderno y es casi como si lo estuviéramos escuchando por primera vez. 
Sabemos que a Ferry le gustan las ediciones de lujo y este nuevo disco no iba a ser menos. Esta disponible en CD que se incluye en un libro de lujo de 18 páginas encuadernado en papel impreso en papel de lino fino sin estucar y en formato de vinilo de edición limitada que incluye un LP de vinilo negro de 180g en una funda ancha de lomo con funda interior impresa, ambos en papel sin estucar, con un acabado de mate e incluye un folleto de 16 páginas en papel offset sin estucar. 
El musicólogo de la Universidad de Princeton, Simon Morrison, escribe un apunte para el disco, comentando:  "'Bitter-Sweet' logra lo que los modernistas del pasado, en su entusiasmo juvenil, no pudieron. La música de Ferry abarca tanto el artificio del arte como la ingenuidad de la emoción, de modo que el "Bitter-Sweet" descrito al principio lo lleve a "To the End", nos transportamos al Berlín del club Tacheles y al Chamäleon, al espíritu de esa metrópolis amigable con el jazz en el joven siglo XX, el mundo hedonista de Babilonia Berlín ".

'Bitter-Sweet' se lanzó el 30 de noviembre.


ENLACES DE INTERÉS

Web Oficial de Bryan Ferry: http://bryanferry.com/ 
 

SÍGUENOS TAMBIÉN EN... 

  YOUTUBEINSTAGRAM
VIMEOFACEBOOKTWITTER

No hay comentarios:

Publicar un comentario